+34 669 20 98 09 contacto@innokabi.com

Cap 5. Producto mínimo viable en Internet

Antes de nada, por si no has tenido oportunidad de ver el capítulo anterior, haz clic aquí:

VER CAPÍTULO ANTERIOR: Pivotes o cómo modificar el rumbo de tu negocio en Internet

Uno de los términos más empleados al hablar de metodología lean startup es producto mínimo viable. Además es uno de los conceptos que generan mayores debates, porque hay gustos para todo.

Para nosotros un producto mínimo viable, es un producto que cumple los requisitos mínimos y básicos del producto final y por el que los early adopters ya están dispuestos a pagar. Es un producto o servicio, al que todavía le faltan funcionalidades, pero sin embargo, ya nos puede ayudar a generar los primeros ingresos.

Producto mínimo viable en Internet

Al hablar de productos, muchas veces pensamos únicamente en producto físico, pero el producto mínimo viable, incluso en Internet, también es aplicable a servicios.

Ejemplo:

Un producto mínimo viable podría ser la primera versión de un nuevo software, donde el pago se realiza mediante transferencia en lugar de emplear una pasarela de pago y donde las funcionalidades todavía son muy limitadas, pero resuelven el principal problema de los clientes.

“Si no sientes vergüenza de la primera versión de tu producto es porque lo has lanzado demasiado tarde” Reidd Hoffman, Fundador de Linkedin

Es una frase que me gusta mucho, que no paramos de repetir y sin embargo, cuesta mucho lanzar un producto o servicio al mercado sabiendo que no tiene todas las funcionalidades que te gustaría o el diseño final terminado.

La mayoría de empresas y emprendedores tardan demasiado tiempo en lanzarse al mercado y cuando lo hacen, se dan cuenta de que otros ya lo han hecho antes.

No se trata de ser perfecto, se trata de ser lo suficientemente bueno para abrir un hueco en el mercado.

Para mejorar y lanzar revisiones de productos o servicios, ya hay tiempo. Para lanzarlo la primera vez, no.

Cómo construir tu producto mínimo viable

Si ya has recorrido todo el curso y has llegado hasta aquí, es porque ya has definido tu producto o servicio, has ideado tu modelo de negocio y sabes cómo testar las hipótesis más críticas.

Si además, has validado esas hipótesis y la cosa pinta bien, ha llegado el momento de lanzarte y diseñar ese producto mínimo viable que te permitirá generar los primeros ingresos, si no los has conseguido ya en modo preventas, con una landing page, por ejemplo.

Los pasos para construir tu producto mínimo viable son:

  1. Enumera una lista de funcionalidades de tu producto o servicio.
  2. Elige 1, 2 o como máximo 3 funcionalidades que son de verdad clave. Si solo es una, mejor.
  3. Diseña un boceto de tu producto o servicio. Ejemplo: Si es un producto físico, dibújalo. Si es un software diseña un prototipo con algún software de prototipado tipo Prototyper Free. Si es un servicio, enumera qué vas a ofrecer.
  4. Encuentra la propuesta de valor más importante.
  5. Define el precio de tu producto mínimo viable. Es importante que tenga un precio de lanzamiento, para testar si los clientes pagan por ello o no.
  6. Desarrolla un vídeo explicativo, fotos o documentos que te ayuden a dar credibilidad a tu idea y a los beneficios que aporta.
  7. Genera una landing para captar mails y la atención de tus potenciales clientes.
  8. Piensa cómo se va a realizar el pago del producto o servicio. Por ejemplo, via Paypal.
  9. Difúnde la web o landing en redes sociales y anuncios de pago.
  10. Ofrece atención personalizada y servicio postventa. Hablar con esos primeros clientes es oro puro, para mejorar tu producto, añadir o quitar funcionalidades y lanzar nuevas versiones.
  11. Sigue experimentando y recogiendo información de cómo se comportan tus clientes. En el capítulo de métricas hemos visto varias que te ayudarán a evaluar ese comportamiento.

Lógicamente, según el producto o servicio que ofrezcas, tendrás que adaptar esta lista a tu caso concreto, pero como guía te servirá. Descarga aquí la guía en pdf, para diseñar tu producto mínimo viable.

Guia-descargable-en-pdf-innokabi

 

CONCLUSIÓN

El producto mínimo viable, te dará el empujón necesario para empezar a facturar con tu negocio. Si no hay facturación porque no hay interés real, tu negocio no tendrá sentido. En cambio, si ves que la cosa funciona, la satisfacción no tendrá límites.

¿Nos cuentas cómo tienes pensado que sea tu producto mínimo viable en Internet? ¿ha variado a lo largo del curso?

Cuéntanos cómo lo llevas en contacto@innokabi.com y te responderemos lo antes posible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This