Hoy tenemos en el blog de Innokabi una invitada que nos va a hablar de un tema que nos apasiona y que creemos que es clave para cualquier emprendedor; la marca personal y cómo podemos construirla correctamente.

Elena de Francisco Copywriter post innokabiLa invitada es Elena de Francisco una copywriter que ayuda a empresas y emprendedores a transmitir sus propuestas de valor para que sus proyectos se conviertan en realidad y consigan sus objetivos.

Ella se define como:

«Copywriter y creadora de contenidos acostumbrada a escribir para audiencias internacionales y mentes abiertas. Vivo en Holanda pero escribo donde me pille. Me encanta el cine independiente y el grunge. Tolstói y Chéjov son mis Life coaches.»

No me enrollo más, y os dejo con Elena y el tema de hoy.

VER TAMBIÉN:【Masterclass GRATUITA de Innokabi para encontrar una IDEA de Negocio Rentable 】

Cómo crear una Marca Personal para tí Paso a Paso

Tu marca personal es lo que te va a diferenciar del resto de las personas y negocios que están ahí fuera.

Es la manera en la que quieres que la gente te vea, pero también se trata del modo en el que tú quieres vivir tu vida personal y profesional.

Se trata de tu personalidad y de la huella que dejas en los demás. La gente ya no compra solo un producto o servicio, si no que compra a la persona o marca que está detrás de todo ello.

Tanto si tienes un negocio o si lo que quieres es encontrar un trabajo que realmente disfrutes y en el que puedas demostrar todo tu potencial, tienes que saber diferenciarte del resto con tu marca personal.

Ya sé que no es fácil, ahí fuera hay mucha gente que está haciendo las cosas muy bien (pero, recuérdalo, también mal) y hay bastantes productos o servicios similares a lo que tú ofreces.

Aún así siempre va a haber algo que te diferencie del resto y es en esa diferencia en la que tienes que trabajar para triunfar con tu negocio o conseguir el trabajo que realmente quieres desempeñar.

Hay varios pasos que debes tener en cuenta antes de lanzarte a promocionar tu marca personal.

Primero tienes que conocerte muy bien a ti mismo para saber qué quieres realmente hacer y en qué manera quieres aportar tu grano de arena en la sociedad.

Vamos a ver a continuación uno a uno los pasos que necesitas dar para conseguir tener éxito con tu marca personal, pero ante todo, para ser feliz con lo que haces.

¿Te quedas a verlos?

Pues vamos a ello.

1. Dibuja un esquema de quien eres y de aquello que quieres conseguir

Lo primero que tienes que hacer para identificar tu marca personal es saber quien eres realmente.

Tienes que sentarte y reflexionar sobre tus valores, habilidades y pasiones. Aquello que te gusta hacer y que se te da estupendamente.

Para que te sea más fácil recabar esta información y tenerlo todo en un formato que te ayude a comprenderlo mejor, existe un esquema muy práctico para este tipo de ejercicio.

Se trata simplemente de una flor. Veamos un ejemplo.

Innokabi marca personal 1

Esta sería mi flor. Vamos a ver cada uno de los pétalos para que se entienda mejor.

Habilidades transferibles

En el centro debes incluir aquellas habilidades que sabes que tienes y que son muy importantes pero que son transferibles y más comunes.

Mis habilidades son los idiomas (hablo 4 idiomas con soltura), la comunicación, siempre me he expresado muy bien y soy organizada.

Son habilidades importantes, pero no tan especiales, digamos que son más comunes. Estas habilidades son la base de nuestro trabajo y de quienes somos.

A continuación, armaremos los diferentes pétalos de la flor.

Intereses

Son aquellas cosas por las que sientes un interés especial, aquello de lo que te gusta hablar y de lo que siempre quieres saber más. En mi caso son los viajes, la literatura y el marketing.

Son cosas que me apasionan y que hago por puro placer.

Habilidades especiales

Son aquellas habilidades que son más únicas, sabes que no hay tanta gente que las tenga y te distinguen de alguna manera de la gente a tu alrededor.

En mi caso, una de ellas es contar historias, siempre se me ha dado muy bien.

También tengo una amplia cultura general puesto que leo mucho y tengo bastante buena memoria para recordar lo que leo.

Y la iniciativa, siempre he sido la primera en sugerir y animar a otros a hacer cosas.

Estas son habilidades más especiales, aquellas que te diferencian de la gente a tu alrededor.

Con esto no quiero decir que no haya nadie más con estas habilidades, pero es probable que no haya tantas personas con esa combinación específica de habilidades.

Condiciones de trabajo

Hay gente a la que le gusta ir a una oficina porque no le gusta trabajar solo o porque necesita una rutina.

Sin embargo hay otras personas que prefieren más libertad y autonomía y la posibilidad de poder trabajar desde sitios distintos. Yo pertenezco a esta última categoría.

En este pétalo debes incluir cuales son tus condiciones de trabajo ideales y los ambientes en los que eres más productivo.

Valores y objetivos

Aquí tienes que pensar muy bien cuales son tus valores.

Estos son importantísimos a la hora de crear tu marca personal. Si lo que haces no está en línea con tus valores no lograrás ser feliz con tu trabajo o con tu negocio y probablemente lo acabes dejando.

Siéntate y reflexiona qué es lo importante en tu vida, qué es lo que te hace feliz.

Por ejemplo, para ti puede que lo más importante sea tu familia, entonces tendrás que organizar tu vida laboral de tal manera que no se coma demasiado tu día y así poder pasar tiempo con los tuyos.

O puede que para ti sea muy importante la carrera y quieras llegar muy lejos y conseguir crear un negocio que te proporcione un estilo de vida lujoso, entonces tienes que dedicar mucho tiempo al trabajo y a cuidar tus contactos personales.

Quizás a ti lo que más te importe sean las relaciones genuinas y no tanto el poder y quieras mejorar el mundo aportando tu grano de arena, entonces te centrarás en crear un negocio que ayude a empresas que trabajan por el medio ambiente o con personas con necesidades.

Tal vez no quieras trabajar para empresas que contaminen o no estén en línea con lo que es importante para ti.

Tus objetivos estarán en línea con estos valores.

Por ejemplo, yo quiero ser una de las mejores copywriters del mundo y quiero ayudar a pequeños empresarios y profesionales a triunfar con sus negocios.

No quiero que haya un puñado de grandes multinacionales que controlen el mercado, así que aporto mi grano de arena ayudando a pequeñas empresas a tener éxito.

Tus personas favoritas

Es muy importante rodearse de gente que nos inspire, pero también con gente a la que queramos ayudar.

Tienes que tener claro qué tipo de personas son las que sacan lo mejor de ti y con las que mejor colaboras para poder hacer cosas grandes.

Sé esa persona memorable que siempre pone más de su parte para ayudar a otros o para entregar un trabajo perfecto. De esta forma resaltarás sobre el resto y la gente te recordará.

Innokabi Marca Personal copywriter

foto de pixabay.com

Consistencia y autenticidad

Antes de pasar al siguiente apartado quiero hablarte de dos cosas que son también muy importantes a la hora de establecer tu marca personal.

Ser consistente con tus valores y acciones es lo que te dotará de autenticidad frente a los otros y lo que va a diferenciar tu marca personal de todas las demás.

Quieres ser alguien con quien la gente pueda contar y para ello tienes que ser consistente. Esto significa comprometerse con las rutinas de trabajo y apegarse a ellas todo el tiempo sin importar lo que suceda.

Significa ser consistente con el tiempo que te toma responder a los correos electrónicos y llamadas telefónicas.

También con tu blog, publicando regularmente.

Y lo mismo ocurre con las redes sociales.

Ser consistente con el tipo de contenido que publicas, el tono de las publicaciones y el horario de publicación que mantienes son cosas que la gente mira cuando evalúa tu marca.

Haz que la consistencia sea parte de tu marca personal y practícala diligentemente.

La consistencia te dará buenos resultados tanto si buscas un trabajo mejor como si lo que quieres es atraer nuevos clientes.

Ahora que ya sabemos quienes somos y los objetivos que queremos alcanzar, pasamos al siguiente paso.

2. Define tu público objetivo

Lo que ofreces y el tipo de persona que eres interesará a un cierto tipo de personas, no a todo el mundo. Tienes que tener muy claro quiénes son esas personas.

Estudia a tu audiencia y dirígete a ella con tu mensaje.

Si ayudas a tu audiencia a conseguir sus objetivos, ellos te ayudarán a ti a conseguir los tuyos.

Por ejemplo, si tienes un negocio de SEO y ayudas a empresas a mejorar su posicionamiento online, ellos te ayudarán a ti pagándote tus honorarios y recomendándote a otros.

Al principio puede resultar un poco complicado saber exactamente quien es tu público objetivo.

Te llevará algún tiempo conocer bien el tipo de audiencia que está interesada en lo que ofreces, sin embargo, esto es primordial para poder dirigirte a las personas a las que vas a poder ayudar y que a su vez te ayudarán a ti.

Lo primordial aquí es entender las motivaciones de tu público objetivo, qué les preocupa o interesa.

Con ello podrás diseñar mejor el contenido de tu blog, podcast o emails de marketing para poder atraer la atención del público adecuado.

Recursos para conocer a tu público objetivo

Hay varias formas para definir a tu público. El tiempo y la experiencia van a jugar un papel primordial puesto que cuanto más tiempo lleves ofreciendo tu producto o servicio mejor conocerás a tus clientes.

Pero si estás empezando y no tienes todavía muchos clientes, necesitas hacer una investigación previa. Para ello tienes varios recursos.

Aquí te dejo un esquema:

Innokabi Marca Personal 3

Las redes sociales son también una fuente muy valiosa de información sobre tus clientes potenciales.

Lee todo aquello que la gente publica, comentarios, preguntas en grupos de temáticas relacionadas con tu actividad, encuestas, etc.

Haciendo búsquedas en Google con palabras clave relacionadas con tu actividad podrás encontrar aquellos posts o páginas de venta que más alcance tienen y analizar por qué es así y qué es lo que tú puedes ofrecer diferente o mejorado.

Una vez que tienes claro quien es tu cliente ideal, todo lo que hagas tiene que estar pensado para él. Cada vez que crees contenido en tu blog y en la redes, piensa si a esa persona le va a interesar.

Si piensas que no es así, pasa a otra cosa. Se trata de llegar a esa persona ayudándole con información valiosa o con ideas para su vida y/o negocios.

Aquí te dejo un artículo con algunos consejos para crear una estrategia de contenidos que dé buenos resultados.

3. Alíate con Influencers

Es normal, si estás empezando a crear tu marca nadie te conoce aparte de tus amigos y familiares que tratan de apoyarte compartiendo tus contenidos en las redes.

Pero tienes que llegar a más gente.

¿Y cómo puedes llegar a mucha más gente?

Entablando una relación con los llamados influencers de tu área.

Influencer es una palabra que se ha puesto de moda en los últimos dos años y es que los negocios se han dado cuenta de que tienen mucho poder.

Un influencer es una persona que es conocida en un determinado sector y cuenta con un gran número de seguidores en las redes.

También existe otra palabra para denominarlos, que es Authority, es decir, una persona que tiene una cierta autoridad en un determinado campo.

Puesto que estas personas son conocidas dentro de tu campo, el tener una relación con ellas puede ser muy beneficioso para ti, ya que son capaces, precisamente, de influenciar a tu cliente objetivo a la hora de elegirte a ti.

Post marca personal emprendedores

Foto de pixabay.com

Como toda buena relación esta también se construye poco a poco, no puedes llegar de repente y pedirle a un influencer que recomiende tu producto o servicio así por las buenas.

Pero si construyes una relación de confianza y beneficio mutuo tendrás más oportunidades de que esa persona te recomiende.

Una manera de hacerlo es por ejemplo escribiendo un post de invitado en su blog.

Como ese blog tiene más tráfico que el tuyo ese post te dará a conocer a más gente.

También puedes ayudar de alguna manera a un influencer con alguna dificultad que tenga, puede que necesite una traducción o que le eches una mano con algún obstáculo técnico que tenga y que tú puedas solucionarle.

Siempre hay algo que podrás hacer por ayudarle y así conseguir su confianza.

Esa persona te lo agradecerá ayudándote a darte a conocer y recomendándote a su círculo.

Se trata de dar y recibir.

Por supuesto está la opción de pagar, algunos influencers, sobre todo del sector de la moda, cobran por recomendar productos o servicios. Esto ya es algo que depende de tu presupuesto y tus valores.

4.    Construye tus activos offline y online

En términos de marca personal, los activos son las cosas que posees y que comunicarán el mensaje de tu marca a tu público objetivo.

Los activos son cosas como tu sitio web, tu blog, tu nombre de usuario de Twitter y tu perfil de LinkedIn, por ejemplo.

Los activos offline son cosas como las tarjetas de visita y los folletos tradicionales que envías.

Vamos por partes.

Página web

Comprueba si el dominio con tu nombre está disponible. Si no lo está prueba a hacer alguna combinación diferente pero con la que te identifiques y que sea fácil de recordar.

Mucha gente duda sobre si es mejor darse a conocer con su propio nombre o con un nombre de marca.

Eso depende mucho de lo que vendas, si lo que vendes es una actividad que tú mismo realizas es conveniente elegir tu propio nombre ya que estás vendiendo tu marca personal, es decir, lo que tú haces distinto a los demás.

Si prefieres crear un nombre de marca también lo puedes hacer, pero tienes que tener muy claro lo que vendes y qué tipo de personas son tu público.

Te pongo como ejemplo mi propia marca.

Mi página web tiene dos dominios, uno es mi nombre, elenadefrancisco.com y el otro es mi marca theexpatcopywriter.com.

Compré los dos dominios porque en un principio mi propuesta de valor es que conozco muy bien el mercado de clientes internacionales o también denominados Expats (aquellas personas que viven en un país que no es el suyo de origen).

Elegí esta marca porque define mi cliente ideal (negocios que quieren vender a clientes internacionales) y a mí misma, ya que soy una Expat que vive en Holanda.

Pero también quería asegurarme de tener mi nombre como dominio por si acaso un día decido cambiar mi estrategia y dirigirme a un público distinto.

Así puedo siempre contar con los dos dominios.

Por ello es muy importante que pienses muy bien primero qué dominio quieres y cómo lo vas a utilizar dependiendo de tu público y de tu personalidad.

Pero recuerda, tener una página web es fundamental ya que si solo creas contenido en tu página de Facebook o Instagram este contenido ya no es tuyo y no puedes controlarlo totalmente.

Sin embargo el contenido que publicas en tu página web es de tu propiedad y tu ejerces todo el control, puedes modificarlo o incluso eliminarlo cuando quieras.

Blog

Tu estrategia de contenidos debe ser clara: abordar las preguntas y resolver los problemas que tu lector objetivo tiene.

Para saber qué dudas y problemas tiene, debes investigar a fondo, como mencionamos en el segundo apartado.

Lee comentarios en grupos de Facebook, preguntas en Quora (el sitio de preguntas y respuestas) y comentarios en otros blogs de temática relacionada con tu actividad.

Escribe contenidos de calidad y encuentra tu voz.

Tu voz no es más que tu manera de ver las cosas, no intentes copiar al pie de la letra lo que otros con más experiencia que tú dicen o hacen, si no que debes dar tu opinión e ir más a allá para ofrecer una nueva perspectiva sin limitarte a repetir conceptos.

De esta manera conseguirás que la gente se interese por lo que tienes que decir.

Redes sociales

Creo que no hace falta que te convenza del enorme poder que las redes sociales tienen a la hora de atraer público y dar a conocer tu marca personal.

Tienes que usarlas a menudo y elegir las vías acordes a tu marca personal.

Las más populares son Facebook, Instagram, YouTube, LinkedIn y Twitter.

Aspecto social marca personal emprendedor

foto pixabay.com

No tienes por qué estar en todas, pero sí es aconsejable utilizar al menos dos para asegurarte que llegas a más gente.

Investiga qué redes utiliza tu público objetivo y asegúrate de estar ahí compartiendo contenidos de utilidad y respondiendo a comentarios y dudas.

Email

El email marketing es una de las herramientas más poderosas que existen para crear una identidad de marca.

Es increíble que algo que apareció en nuestras vidas hace ya más de 20 años siga siendo tan efectivo.

Por ello es importante que lo utilices para mantener una relación más personal con tu público objetivo.

Con el email ya has entrado en el territorio personal del cliente, este te ha dado permiso (suscribiéndose a tu blog o contactándote a través de un formulario de contacto) para entrar en su buzón de correo electrónico.

Así que tienes que aprovechar la oportunidad que se te brinda para cultivar esa relación más personal enviando solo emails de utilidad y que sean de nuevo una forma más de asentar tu marca.

Aquí te dejo un artículo que escribí hace poco sobre cómo escribir emails que no acaben en la papelera y que resuenen con tu público objetivo.

Eventos

No hay mejor manera de promocionar tu marca personal que acudiendo a eventos donde esté tu público objetivo pero también otros compañeros de actividad, con el objeto de aprender los unos de los otros.

Las relaciones cara cara siguen siendo más efectivas, después de todo somos animales sociales y nos gusta el contacto humano.

Lo mejor es poder hablar en estos eventos y ser parte de ellos.

Ofrécete para dar talleres o ponencias, incluso de manera gratuita, para darte a conocer y que poco a poco la gente te vea como una autoridad en el campo.

Si hablar en público está a años luz de tu zona de confort, por lo menos acude a estos eventos como audiencia y aprovecha los descansos y el rato de networking tras el evento para construir relaciones más personales y en petit comité para que no te sientas abrumado.

Ya sé que la gente se empeña en decir que todo el mundo debería poder hablar en público, pero la realidad es que no todo el mundo vale para ello y no es cuestión de pasarlo mal tampoco.

Aunque también te lo puedes tomar como un reto personal.

Dominar el tema del que vas a hablar ayuda mucho a tener el control y contrarrestar el miedo escénico.

Conclusión

Construir tu marca personal te va a llevar algún tiempo.

Es algo que no se consigue de la noche a la mañana pero hay que ser persistente y seguir hacia adelante.

Atrás han quedado los tiempos en los que la gente no sabía nada de la persona o personas que estaban detrás de una marca.

Ahora todos sabemos quienes son los cerebros de las marcas más famosas que conocemos.

Y esto es un resultado de la saturación en el mercado, hay mucho de todo y al final cuando elegimos comprar algo y depositar nuestra confianza en una marca lo hacemos porque además de gustarnos el producto o el servicio nos gustan las personas que hay detrás.

El contacto humano es lo que nos hace eso, humanos.

Gracias por leer hasta aquí y nos vemos por la red.

Autora invitada:

Elena de Francisco Copywriter

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This