Los mails de carritos abandonados se han convertido en todo un clásico en nustras estrategias de email marketing. Los cálculos son sencillos si pensamos en los resultados que nos puede ofrecer esta estrategia, ya que se utiliza tomando como destinatario a un usuario que ya está interesado en tus productos.

A decir verdad, puede que sea una de las tácticas más sencillas dentro del marketing online, la publicidad de la era moderna que lo ha cambiado prácticamente todo. Cuando utilizas un carrito abandonado en tu tienda online tienes muchas probabilidades que con cualquier otro mail de que termine en una compra.

Añadir al carrito ecommerce

Aunque el concepto parece sencillo, debes tener en cuenta que no vale cualquier cosa para un email de carrito abandonado y más aún, para que finalmente termine en una venta.

Por eso tenía tantas ganas de escribir este post mostrándote algunos de los ejemplos de mails de carritos abandonados que he encontrado en la web. Ya llevo un tiempo recopilando imágenes para poder desarrollar este artículo que creo que te puede servir de gran ayuda, o al menos eso espero.

Hablaremos de pasada del email marketing y del retargeting, temas que ya hemos tratado con mayor profundidad en este blog en otras ocasiones, y te mostraré los que yo considero buenos ejemplos para este tipo de estrategias de marketing. Por tu parte espero que le des una oportunidad a esta táctica y que no dudes en compartir otros ejemplos en los comentarios que encontrarás al final del post.

Los emails de carritos abandonados, la punta de lanza del email marketing

El email marketing, cuando se desarrolla y se ejecuta de la forma adecuada, puede ser un gran generador de conversiones para un negocio online. Son muchas empresas las que ya lo utilizan de uno u otro modo, aunque no todas tienen el mismo éxito. Pero hacer email marketing no es hacer spam y ese es el error más frecuente en el que caen muchas empresas.

El spam es algo molesto y lo que queremos conseguir con una buena estrategia de email marketing es precisamente lo contrario. Queremos generar un interés y atraer a un cliente al que siempre llegaremos pidiendo permiso. Las direcciones de correo electrónico se han de obtener de manera totalmente clara y, por supuesto, libremente.

Pero ¿qué ocurre si además de invitarnos a su correo esa persona muestra interés en nuestra marca o en nuestros productos? El tema mejora bastante.

Haciendo un símil futbolístico, un mail de carrito abandonado sería el empujón final al balón justo después de estrellarse en el poste -la compra que estuvo a punto de hacerse- y ha quedado muerto para empujarlo a puerta vacía; ¿dejarías escapar una oportunidad así?

Aunque no lo creas todavía hay grandes marcas que no lo utilizan, nadie sabe por qué, pero cada vez son más las que se toman la molestia de recordar a sus visitantes los productos que dejaron abandonados en el carrito de la compra. ¿Por qué no te apuntas?

La magia del retargeting

Hace poco te he hablado también del retargeting o remarketing; pues bien, los mails de carrito abandonado aún van más allá que el propio retargeting. Como seguramente sabes, en el retargeting nos basamos en las cookies de la web para lanzar anuncios personalizados o enviar mails a las personas que han visitado nuestra web.

Cuando empleamos estrategias de remarketing, también suele haber un interés previo. El usuario echa un ojo en la página porque por algún motivo ha llegado hasta ella y el comercio electrónico -o cualquier otro tipo de web- se limita a recordarle su visita a través de un correo electrónico.

En cambio los mails destinados a rescatar un carrito abandonado todavía hilan más fino. El interés en este caso es todavía mayor, ya que no solo se sabe que ha visitado la web, sino que ha habido intencionalidad a la hora de comprar un producto que por cualquier motivo no ha terminado en compra.

Analizar por qué se abandona el carrito de la compra es clave para mejorar tu negocio. Muchas veces será simplemente porque la persona que estaba comprando se ha quedado sin tiempo o no le termina de convencer el producto, pero otras muchas será porque no había visto el precio de los portes, porque no ha dado confianza tu web, porque el proceso es complejo o muchas otras razones que tendrás que analizar.

Dicho esto, vamos a ver algunos ejemplos de emails de carritos abandonados que puedes emplear como inspiración para crear los tuyos.

Ejemplos de mails de carritos abandonados que te servirán de modelo

Aunque son muchos más los ejemplos que puedes encontrar para este tipo de correos, he tratado de traerte una selección de los más habituales. Un total de 9 correos que te orientarán sobre cómo hacerlo con tu negocio. Los hay de todo tipo, aunque el recordatorio nunca falla en estos casos; es como poner un post-it en la nevera de tu cliente.

Eso sí, lo mejor de este tipo de estrategias es que la imaginación y la originalidad no tienen límites, así que cuanto más novedoso seas, mucho mejor. Coge algunas ideas y desarrolla tu propia estrategia.

El básico

Ejemplo de mail basico de carrito abandonado

Un recordatorio básico, sin más. Este correo de J. Crew recurre a la estrategia más básica posible para convencer a su cliente de que retome la compra que dejó pendiente.

¿Se trata de una táctica efectiva?

Sin ningún lugar a dudas. Una imagen del producto en cuestión y el pertinente aviso, ¿qué más se puede necesitar cuando el propio usuario ya está interesado en la prenda de ropa? Un email así para cada uno de los clientes que dejan un carrito abandonado, suficiente para multiplicar el número de ventas. La inmensa mayoría caerá.

El «agresivo»

ejemplo de email agresivo de carrito abandonado

En este caso nos encontramos con un correo que llega a sonar incluso amenazador. Obviamente este formato está escogido en un tono de humor que busca sorprender e impactar al receptor, una táctica que contrasta con la anterior, pero que no está nada mal.

¿Dónde has ido? Hemos notado algo raro en tu carrito de la compra y solo queríamos recordarte que no durará para siempre. Puma suena tajante, pero parece que a sus clientes les costará rechazar el carrito que dejaron abandonado en su web.

El directo

Ejemplo de email directo de carrito ecommerce

¡Eh, eh, eh! ¡Pssst! Te has dejado abandonado estos zapatos en tu carrito de la compra, en Stuart Weitzman lo tienen claro como el agua.

¿Qué ha pasado para que ocurra algo así?

Si alguien deja productos abandonados en su carrito de la compra en tu comercio electrónico, ¿por qué esperar a averiguar los motivos? No, mejor intentar recuperar al cliente para que se replantee la compra. Hacerlo sin rodeos es un gran método, pruébalo.

El completo

ejemplo email completo carrito abandonado

El correo que te muestro en este caso podría ser definido como “el aprovechado” de los mails de carritos de la compra abandonados en los comercios electrónicos.

A decir verdad mi impresión es que está muy recargado. Dejando a un lado las opiniones personales de cada uno, lo que está claro es que no es una mala idea aprovechar el recordatorio para informar sobre otros asuntos. Que si “todavía tienes tu descuento” por aquí, que si “quizás también te interesen estos otros productos” por allá y, claro está, como centro de atención colocamos los productos que quedaron olvidados en el carrito de la compra.

Personalmente, me gusta más focalizar el mail en 1 o a lo sumo 2 call to action (llamadas a la acción) para evitar que la atención se disperse y termine sin comprar nada.

El generoso

ejemplo email generoso carrito tienda online

En Orlebar Brown han optado por la generosidad.

La marca entiende y da por hecho -o al menos eso quieren hacer ver a sus posibles clientes- que si has dejado algunos productos pendientes en tu carrito de la compra en su tienda algo raro habrá ocurrido. Te hacen ver que si sucede algo así probablemente necesitarás su ayuda y, por supuesto, te la ofrecen.

La estrategia es obvia: “te has dejado estas compras a medio hacer y eso en nuestra tienda resulta muy extraño”; es decir, debes sentirte como un bicho raro. Por otro lado, muestran su cara amable ayudándote a solucionar ese problema que te haya impedido realizar la compra. Personalmente es una estrategia que me gusta 😉

El regateador

Este tipo de correos son muy comunes cuando se trata de rescatar carritos de compra abandonados, y claramente son una de las opciones más fiables. Si hay un cliente que se ha interesado por tu producto y tu marca en sus precios habituales y tú encima le ofreces descuentos, me atrevería a decir que es prácticamente imposible perder esta venta.

Veamos un par de ejemplos, porque esta estrategia se puede tratar con diversos enfoques.

En Bonobos disfrazan el regateo con un descuento por tu primera compra como cliente.

¿Has olvidado algo? Te preguntan. Y de paso aprovechan para ofrecerte una rebajilla de un 20% en la compra; y claro, lo que te decía, a ver quién dice que no a un producto que ya te gustaba sin descuentos. La estrategia además es previsora, porque ¿y si lo has encontrado más barato en otro sitio?

Con el ahorro saldrás de dudas.

En este caso no hay disfraz; Lands’ End te ofrece el descuento directamente. Uno de los motivos más habituales del abandono de carritos en los comercios online suele ser el precio, ya que vamos añadiendo los productos que nos van gustando y al ir a hacer la transacción la suma final no nos convence.

¿Solución? Nuevamente la rebaja, así lo hace este comercio y no les debe ir tan mal.

Asimismo, dentro del regateo, hay otro tipo de mails para recuperar carritos abandonados que me parecen muy interesantes porque además de recordarte el producto que has dejado en el carrito, te ofrecen un descuento para terminar la compra antes de X días, de manera que mezclamos este tipo de mail con el del punto siguiente.

¿Qué te parece recordar los productos que el usuario ha dejado atrás sin ningún tipo de rebaja y ofrecerles un descuento para su próxima compra? Sencillo, pero brillante, aseguras compra y media, por no decir dos.

Email recordatorio carrito abandonado Prokey

El de las prisas

El principio de escasez ha sido siempre y sigue siendo fundamental en el marketing. En The Body Shop lo tienen claro y apuestan por el “te has dejado estos productos abandonados en tu carrito de la compra y no van a estar ahí esperando eternamente”, ¡cómpralos ya!

Te lo recuerdan y de paso te “amenazan” con su posible pérdida. De nuevo, la urgencia es un reclamo muy potente.

El simple

Quizá un poco «cutre», incluso para mí que me gusta lo simple, (no hay más que ver mis mails…) pero tan efectivo como cualquier otro correo de recuperación de carrito abandonado.

Ni imágenes, ni HTML, ni letras llamativas ni el logo de la marca. Nada. Un mail “de los de toda la vida” que te recuerda que te has dejado la compra abandonada, te señala cuáles son los productos -por si lo olvidabas-, y te deja el enlace para que accedas al carrito. Sencillo para el comercio y sencillo para el cliente, que probablemente preste más atención a este correo porque le dé más confianza que otros demasiado elaborados. Por eso a mí me gusta y me parece una excelente opción.

¿Se te ocurre algún ejemplo más de mails de carritos abandonados?

Seguro que sí, porque hay miles. Yo te he hecho una pequeña selección, pero me gustaría conocer otras tantas estrategias con estos fines, porque seguro que nos ayudan a todos a disparar nuestras ventas. Te espero en los comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This